Coutot-Roehrig es líder mundial en genealogía sucesoria.

En Coutot-Roehrig somos expertos en localizar herederos que tengan derecho a una herencia allí donde se encuentren. Desde 1894, nuestra misión es la de velar por los derechos de los herederos para que reciban los bienes que les corresponden por ley.

Nuestra labor empieza habitualmente ante un fallecimiento en el que existe falta de información sobre los herederos. Nuestra misión es localizarlos y acompañarles durante todo el proceso hasta la liquidación y partición de la herencia.

Para ello, disponemos de un equipo de genealogistas altamente preparados y una base de datos propia elaborada a lo largo de nuestros más de 120 años de existencia, que atesora más de 1.200 millones de datos digitalizados. Gracias a nuestro rigor y metodología, distribuimos cada año 500 millones de euros entre 30.000 beneficiarios que tienen derecho a heredar.

Por otro lado, nuestra capacidad financiera nos permite adelantar siempre todos los gastos de cada expediente en interés del heredero, hasta que éste haya obtenido los bienes que le corresponden. Sólo contactamos con los herederos si existe la razonable certeza de que haya un activo a heredar y en ningún caso los herederos deben adelantar ninguna cantidad, incluido el impuesto de sucesión.

No sólo anticipamos todos los costes y gastos necesarios, sino que además asumimos el riesgo íntegro de un expediente con resultado negativo. Los expedientes que llevamos a término nunca suponen un gravamen para el heredero, puesto que aplicamos toda la herramienta jurídica para protegerlo y en ningún caso su patrimonio personal puede verse afectado.

Caza-herencias 'En el punto de mira' 07.02.2017

Beneficios para
el heredero.

Sólo se puede ganar, nunca se pone en riesgo el patrimonio del heredero

La existencia de herederos es la razón de ser de Coutot-Roehrig. El heredero es el centro de nuestra actividad por encima de cualquier otra consideración.

La noticia de ser heredero de una herencia desconocida afecta a la vida de las personas.

El camino que debe recorrer el heredero en este proceso puede hacerse largo y complejo, y por ello requiere del mejor guía de viaje.

Nuestros  120 años de experiencia guiando a herederos nos permiten ofrecer la seguridad jurídica, tranquilidad y confiabilidad necesaria para llegar a buen puerto.